Las 7 funciones del marketing

Las 7 funciones del marketing

Es fácil dejarse envolver por las tareas del día a día del marketing y empezar a perder la perspectiva general. A riesgo de parecer una crisis existencial, a veces ayuda dar un paso atrás y preguntarse “¿qué sentido tiene todo esto?”.

Comprender las funciones principales del marketing puede ayudarte a centrar mejor tus esfuerzos y estrategias para apoyar tu negocio. Por no hablar de que es mucho más fácil mostrar el ROI y los KPI relevantes si se sabe exactamente lo que se espera del departamento de marketing.

Así que, sin más preámbulos, vamos a profundizar en las 7 funciones del marketing y a echar un vistazo a cómo se alinean con los objetivos comerciales de una empresa o negocio.

Las 7 funciones del marketing

  1. Promoción.
  2. Ventas.
  3. Gestión de productos.
  4. Gestión de la información de marketing.
  5. Precios.
  6. Financiación.
  7. Distribución.
funciones-marketing-digital

1. Promoción

Cuando la gente traza sus objetivos de marketing, la promoción suele ocupar el primer lugar de la lista. Dar a conocer tu nombre a posibles clientes, crear conciencia de marca y aumentar el perfil de tu empresa son las principales prioridades de toda estrategia de marketing digital.

Las estrategias de promoción a menudo se solapan con otras áreas y actividades sensibles del negocio, como la publicidad y las relaciones públicas. 

Desde el punto de vista del marketing online, la promoción puede incluir todo, desde el marketing de contenidos y el marketing por correo electrónico hasta las redes sociales y el marketing de influencers.

No hace falta decirte lo importante que son estos recursos para tu estrategia de inbound marketing y la generación de leads (potenciales clientes cualificados). No es de extrañar que la promoción se considere desde hace tiempo un componente esencial del marketing mix y del marketing digital.

2. Ventas

A menudo hemos comentado a nuestros lectores sobre los peligros de ser demasiado fuerte e intenso al tratar de vender a través de su contenido. Corres el riesgo de alienar a tu público objetivo si lanzas constantemente un discurso de ventas en tu contenido y haces parecer que tu único objetivo es conseguir que la gente te compre algo.

La verdad es que parte del trabajo de todo empresario o emprendedor es vender sus productos a los clientes, aunque lo ideal es hacerlo con más matices. 

Todas las decisiones de marketing, desde los mensajes de la marca hasta los temas de la campaña, deben apoyar el objetivo final de aumentar las ventas. 

Una vez que se ha captado la atención de un potencial cliente, ya sea un consumidor o un cliente B2B, los responsables de marketing deben trabajar para nutrir a ese potencial cliente  y guiarlo a través del embudo de ventas para que esté preparado para realizar una compra cuando finalmente se ponga en contacto con tu equipo de ventas.

Esto significa que hay que defender continuamente tu marca e incorporar gradualmente en tus publicaciones más temas de conversación centrados en el producto. Cuando estén preparados para hablar con un vendedor, los potenciales clientes deben saber cómo se comparan tus productos o servicios con los de la competencia.

3. Gestión de productos

El diseño de un nuevo producto que satisfaga mejor las necesidades de tus clientes y cubra una necesidad en el mercado no se produce por casualidad o por pura suerte. 

Hace falta un minucioso estudio de mercado para averiguar qué quiere la gente y cómo ofrecer el mejor producto posible. Los equipos de marketing pueden identificar nuevas oportunidades de crecimiento cuando:

  • Hablar con los prospectos.
  • Realizar el análisis de la competencia.
  • Incorporar a las estrategias de marketing la información obtenida de los servicios de atención al cliente.

En esos casos, la investigación de marketing es el fuego que alimenta el desarrollo del producto. ¿Quién conoce mejor su mercado objetivo que tu equipo de marketing?

4. Gestión de la información | analítica

El marketing estratégico se basa en los datos. Todo buen vendedor sabe que cuanta más información puedas reunir sobre tu cliente objetivo, los competidores del sector y las tendencias del mercado, más éxito tendrán tus esfuerzos de marketing.

Toda esa jugosa información es tan buena como el oro, así que no hay razón para mantenerla encerrada en algún silo. 

Una de las funciones principales (aunque a veces se pasa por alto) del marketing es recopilar estos valiosos datos, reducirlos a elementos de acción y conclusiones útiles y compartirlos con otros departamentos que puedan encontrarlos útiles.

Los equipos de ventas, por ejemplo, siempre pueden utilizar información de marketing más detallada para ayudarles a perfeccionar tus propuestas:

  • Abordar las últimas tendencias del sector.
  • Responder a los mensajes de la competencia.
  • Hablar directamente de las preocupaciones urgentes de los clientes.

5. Precios

El marketing digital mediante una investigación también puede informar sobre cómo las marcas fijan el precio de un producto. 

La fijación de precios efectiva es tanto un arte como una ciencia, y las marcas deben encontrar ese punto óptimo que equilibre el valor de los productos o servicios por parte de los clientes con el coste de producción y entrega, además de tener en cuenta el precio actual de los productos de la competencia.

El valor percibido de su marca influye directamente en su estrategia de precios: basta con ver la diferencia de precios entre una marca de moda de lujo y los minoristas.. La diferencia de varios miles de dólares en el precio de un solo bolso no puede atribuirse únicamente a los costes de producción y al control de calidad. Los clientes pagan tanto por la marca como por el producto en sí.

La investigación de marketing arroja luz sobre la reputación de tu marca y te ayuda a comprender mejor cuánto valora tu público objetivo. Esto se suma al análisis de la competencia y a la investigación del sector, que son fundamentales para fijar un precio justo para tus productos.

6. Financiación

Ahora nos adentraremos en algunas de las funciones menos discutidas del marketing, aunque siguen siendo muy importantes para los objetivos empresariales generales. 

Puede que la financiación no parezca inicialmente una de las principales preocupaciones de tu equipo, pero piénsalo así: Si tu equipo no puede asegurar un espacio en el presupuesto para apoyar plenamente tu próxima campaña de marketing, ¿cómo vas a cumplir tus objetivos?

Cuando la gente piensa en la financiación, a menudo se centra en los costes iniciales de poner en marcha un nuevo negocio. Pero, en realidad, la financiación es una preocupación constante para los propietarios y los directivos de las empresas, que tienen que tomar decisiones difíciles año tras año y trimestre tras trimestre.

Al ayudar a generar más ingresos, expandirse a nuevos mercados y llegar a más clientes potenciales, los equipos de marketing pueden demostrar su valor a la organización en general. 

Y eso facilita la obtención de la financiación que necesitan a nivel departamental. La gestión eficaz del marketing es clave en este sentido. 

Un programa de marketing que obtenga el máximo valor de los recursos disponibles y aplique las estrategias adecuadas para captar y alimentar a los clientes potenciales cualificados puede mostrar un innegable retorno de la inversión (ROI).

Una actividad de marketing satisfactoria también ayuda a las empresas a conseguir financiación de terceros, por ejemplo, obtener un préstamo de un banco o una inversión de una empresa de capital riesgo. 

Cualquier organización, ya sea una empresa independiente o una institución financiera, quiere ver que las empresas cuentan con un plan de marketing completo que ayude a construir la marca, a introducirse en los mercados y a producir ingresos saludables a largo plazo.

Lectura recomendada

7. Distribución

“¿Distribución?”, se preguntará, “¿no es ese el problema de la gestión de la cadena de suministro?”.

Sí, pero dónde vendes tus productos o servicios y cómo los haces llegar a las manos de tus clientes también es un problema de marketing, tanto si hablamos de distribución digital como física.

La elección de los canales de distribución adecuados se reduce a entender quién es tu cliente objetivo, cómo ven tu marca y dónde espera encontrarla, cuestiones todas ellas centradas en el marketing. 

Al fin y al cabo, nunca esperarías encontrar un reloj Rolex a la venta en kiwi. Esas marcas representan dos grupos demográficos de mercado muy diferentes.

Los directores de marketing y sus homólogos de la cadena de suministro deben estar alineados cada vez que se lanza un nuevo producto, una promoción o una campaña para que las empresas puedan tener todas las áreas alineadas. 

Si los responsables de marketing hacen bien su trabajo, generarán mucha expectación antes del lanzamiento del producto o del evento promocional, llevando la demanda de los clientes al límite. Esa victoria de marketing puede convertirse rápidamente en una pesadilla de relaciones públicas si la cadena de suministro no está preparada para satisfacer la demanda.

A fin de cuentas, el marketing afecta a casi todos los aspectos de tu empresa. La información obtenida a partir de tus esfuerzos de marketing puede informar y mejorar cualquier número de operaciones cotidianas al tiempo que orienta la toma de decisiones estratégicas a largo plazo. 

Esto es incluso antes de considerar la cantidad de ingresos que se generan gracias a tu actividad de marketing.

Así que, volviendo a la pregunta original, “¿cuál es el objetivo de todo esto?” Es hacer que su negocio tenga éxito. Como demuestran estas siete funciones de marketing, puedes alcanzar ese objetivo de muchas maneras diferentes, pero el resultado final es el mismo.

Sobre el autor

Emprendedor digital amante del marketing digital y el posicionamiento web.

Deja un comentario

Abrir chat