Por qué es importante la velocidad de tu página web

Es fácil pasar por alto la importancia de la velocidad de la página web. Cuando se trabaja en un proyecto de página web, las distintas páginas de esa web terminan en la caché de su máquina, por lo que se cargan bastante rápido cuando sólo se hacen pequeños cambios o no se hacen cambios en absoluto. Sin embargo, este no es el caso de alguien que visita su página web por primera vez. Si la página se carga con lentitud en su máquina, ese visitante podría abandonar antes de que su web tenga la oportunidad de cargarse. 

Como puedes adivinar por el título, este artículo trata sobre la velocidad de las webs web. Hablaremos no sólo de por qué es tan importante tener un página web rápida, sino también de lo que puede hacer para acelerar el ritmo de una web que actualmente es lenta para cargar. No te sientas intimidado por la naturaleza técnica de este tema: mantendremos nuestras sugerencias simples, para que puedan ser implementadas rápida y fácilmente.

Tres grandes razones por las que la velocidad de tu página web es importante

Al analizar la importancia de la velocidad del web y por qué debería ser una prioridad para sus páginas, encontramos que hay tres motivaciones principales para hacer que su web sea lo más rápido posible. Son las siguientes…

La experiencia del usuarioA nadie le gusta una página web lenta. En la Internet moderna, el usuario medio espera que una web se cargue muy rápidamente -a menudo en una fracción de segundo- cuando está en una conexión de alta velocidad como la que probablemente tiene en su casa. Probablemente, tú has trabajado mucho para asegurarte de que tu web ofrece una buena experiencia de usuario, como la creación de un diseño limpio y la redacción de contenido útil, así que no dejes que ese trabajo se desperdicie si se conforma con tiempos de carga lentos.
Posicionamiento en GoogleEn los últimos años, la velocidad del web parece jugar un papel más importante en la clasificación de sus páginas en los motores de búsqueda. Este ha sido un tema notable gracias al enfoque de Google en «Core Web Vitals». En pocas palabras, si su web es demasiado lenta, sufrirá en las clasificaciones de búsqueda como resultado. Es importante entender que la construcción de una web rápida no es suficiente por sí sola para lograr grandes clasificaciones, sino que debe ser visto como un requisito previo para competir en su nicho. Si ya tiene una lista de control de SEO de los puntos en los que se centra para su web, asegúrese de añadir la velocidad de la página en algún lugar cerca de la parte superior de esa lista.
Tasa de conversiónEl objetivo de casi todos los webs web es convertir de una forma u otra. Una conversión puede significar hacer una venta, o puede significar simplemente que alguien se una a su lista de correo. Sea lo que sea que intentes conseguir, unas páginas más rápidas le ayudarán a mejorar su tasa de éxito. Piénselo de esta manera: cuando un visitante llega a su web, es probable que visite al menos unas cuantas páginas antes de convertirse. Y, si cada una de esas páginas se carga lentamente, esos retrasos serán oportunidades para que el visitante se vaya y busque una alternativa. Si su web es rápida, no les dará tantas oportunidades de pensar en ir a otra web, y será más probable que le den su negocio.

Incluso si la velocidad del web sólo te ayudará en una de las tres categorías anteriores, seguiría mereciendo su tiempo y atención. Sin embargo, dado el hecho de que puede mejorar su rendimiento en las tres categorías, es obvio que debe dedicar algunos recursos a este objetivo. Utilicemos el resto de este artículo para tocar algunas técnicas y estrategias clave que puede utilizar para mejorar la velocidad del web.

Los problemas de velocidad comienzan con su servidor

El servidor que utiliza para entregar los archivos de la página web a sus visitantes va a tener mucho que ver con la rapidez con la que se cargan esas páginas. Un servidor rápido y con un gran ancho de banda para servir a su público hará que su página web funcione bien, pero un servidor de baja calidad y poca potencia será un gran problema. Si bien es posible que tú maneje su propio servidor, es casi seguro que servirá sus archivos desde una máquina que pertenece y es operada por el proveedor de alojamiento web elegido. 

La elección del servidor adecuado se reduce a la comprensión de las exigencias de su página web. Como puede imaginarse, cuando se trata de servidores de webs, se obtiene lo que se paga. Cuanto más gaste, más potencia, espacio y velocidad puede esperar recibir a cambio. Sin embargo, para una web pequeña con un tráfico mínimo, incurrir en grandes costes de alojamiento para un servidor demasiado potente no tiene mucho sentido.

En lugar de ello, es conveniente que trabaje con su empresa de alojamiento para encontrar un nivel de servicio adecuado a sus necesidades. Luego, a medida que su web crezca en el futuro y adquiera más tráfico, puede actualizar su servidor para mantenerse al día con esas demandas cambiantes.

Plugins populares de WordPress

Una de las mejores cosas de construir una página web en WordPress es que puedes añadir plugins a la instalación principal de WordPress para añadir funciones. Por ejemplo, si necesitas un formulario de contacto en tu web, puedes elegir entre innumerables plugins que te darán la capacidad de crear rápidamente un formulario funcional que capture la información que deseas.

Los plugins son geniales y son una gran parte de lo que hace que WordPress sea la plataforma de webs web más popular del mundo. 

Dicho esto, es posible pasarse de la raya y cargar la web con demasiados plugins. Cada plugin va a añadir una cierta cantidad de código a tu web, y añadir todo ese código y los scripts asociados va a ralentizar las cosas. Esto no quiere decir que debas evitar los plugins por completo, pero debes tener cuidado.

Asegúrate de que todos los plugins que añadas a la web sean esenciales, y elimina los que ya no sean necesarios. Además, cuando vayas a añadir un nuevo plugin a la web, investiga un poco para buscar uno que ofrezca las funciones que necesitas sin dejar de ser lo más ligero posible. 

Gestione las imágenes con prudencia

Nota: El tamaño de carga en esta web es de 128 MB. Ese es el límite y debes esforzarte para que el tamaño de tu imagen sea lo más pequeño posible.

Una página web sin imágenes sería bastante aburrido. Ya sean fotografías que haya tomado o comprado, o gráficos que haya creado, añadir imágenes hará que su web sea mucho más interesante de usar. Además del interés visual, las imágenes son una forma estupenda de transmitir información de forma eficaz, por lo que deberían considerarse un elemento obligatorio de cualquier página web de calidad. 

Sin embargo, al igual que los plugins, puedes ralentizar tu web si no manejas las imágenes adecuadamente. Un archivo de imagen va a ser mucho más grande que cualquier texto que escriba, por lo que son las imágenes las que a menudo ralentizan una página cuando se está cargando. Para evitar que las imágenes causen problemas de velocidad de la página no deseados, tenga en cuenta los dos consejos siguientes:

  • Comprime su tamaño. Puedes comprimir fácilmente el tamaño de los archivos de imagen antes de subirlos a tu web de WordPress, o puedes hacer que se comprimen durante el proceso de subida. Este es un paso sencillo que reducirá el tamaño del archivo considerablemente y le ayudará a evitar el tipo de hinchazón de la página que puede perjudicar sus índices de velocidad.
  • Sé selectivo. Si bien es cierto que las imágenes son excelentes para los webs web, no debes llenar una página con tantas imágenes que tardará una eternidad en cargarse. Intenta ser selectivo cuando crees algo como una entrada de blog o una página de producto, utilizando las imágenes que son esenciales pero sin excederte. Además, si estás creando una sección en tu web que es naturalmente pesada en imágenes – como una galería – considera dividirla en varias páginas diferentes para que ninguna página tenga que cargar demasiadas fotos.

¿Qué es una red de distribución de contenidos? CDN

El uso de una red de distribución de contenidos es una de las mejores maneras de mantener su página web en funcionamiento para los visitantes de todo el mundo. La idea detrás de una red de entrega de contenidos es bastante simple, y el uso de uno sólo añadirá un costo modesto a los gastos de su página web. 

Una CDN repleta de funciones con uno de los mejores planes gratuitos. Más información.

Así es como funciona… 

Si decides utilizar una red de distribución de contenidos, a menudo denominada CDN, los archivos más grandes de su página web se añadirán a varios servidores en ubicaciones de todo el mundo. Entonces, cuando un visitante del web intenta cargar una de sus páginas, los archivos de esa página pueden ser enviados desde el servidor que está geográficamente más cerca de la ubicación del visitante.

Así, en lugar de tener que enviar los archivos al otro lado del mundo, lo que va a llevar un tiempo, los archivos pueden ser enviados desde una ubicación mucho más cercana, y el tiempo de carga de la página se reducirá muy bien. 

Implementar una red de entrega de contenidos en su web es un proceso rápido y sencillo. Es posible que la empresa de alojamiento web que haya elegido tenga una integración con una empresa de CDN. Si no es así, puede elegir una de las muchas opciones que hay en la web y, aunque el precio varía en función de sus necesidades, suelen ser servicios muy asequibles.  

Otros consejos prácticos para mejorar la velocidad de tu web

Para terminar esta discusión sobre la velocidad de la página, vamos a cubrir rápidamente tres ideas más que querrá explorar en este proceso.

  • Sirve los vídeos desde otro lugar. Alojar los vídeos directamente en tu web puede ralentizar drásticamente los tiempos de carga. Recuerde que los archivos de vídeo son mucho más grandes que los de imagen, y ya hemos hablado de cómo hay que manejarlos con cuidado. En el caso de los vídeos, es mejor alojar el archivo en otro lugar e incrustarlo en tu página para que los visitantes lo vean. YouTube es la opción más popular para el alojamiento de vídeos, pero también hay muchas otras opciones disponibles.
  • Mantenga una ruta limpia. A medida que su página web envejece, puede encontrar que cada vez se requieren más redireccionamientos de páginas para llevar a los visitantes a los lugares correctos. El uso de redirecciones está bien cuando es necesario, pero cada paso en el camino va a reducir la velocidad de la página. Haz lo que puedas para que el camino que sigue un visitante hasta la URL correcta sea lo más corto y rápido posible.
  • Caché del navegador. Cuando se activa el almacenamiento en caché del navegador, el navegador del visitante podrá guardar algunos de los archivos de su web para su uso futuro. Entonces, cuando (con suerte) vuelvan a su web, las páginas se cargarán aún más rápido porque parte de la información ya estará a mano. Asegúrese de configurar la función de caché de su navegador para que borre la caché periódicamente, de modo que los visitantes vean la última versión de su web cuando vuelvan.

Sigan con el buen trabajo

Si sospecha que su web tiene una velocidad de carga deficiente, puede saberlo con seguridad utilizando la herramienta PageSpeed Insights de Google. Le proporcionará una puntuación de velocidad de tu web junto con recomendaciones sobre cómo puede mejorarla.

Una vez que haya ajustado su web para que las páginas se carguen rápidamente para los usuarios en todo tipo de dispositivos, su siguiente tarea es seguir el mantenimiento de esta web. una web con páginas que se cargan rápidamente hoy podría ralentizarse en el futuro debido a los cambios en la tecnología y otras cuestiones.

Convierte en una parte rutinaria de la revisión periódica del web la comprobación de la velocidad de las páginas y la realización de los ajustes que sean necesarios. Con tiempos de carga rápidos y constantes, estará un paso más cerca de alcanzar sus objetivos con esta web.

Buena suerte.

Sobre el autor

Emprendedor digital amante del marketing digital y el posicionamiento web.

Deja un comentario